Había una vez un chupete.

chupeteHola mamis y papis tras realizar las maletas y estar guardando todos los por si acaso (véase post viajes) me encontré un chupete (tete o bobo) de una de esas canastillas que te dan en las revisiones, he de confesar por este medio que yo que soy antichupete pero un día lo intente utilizar, ya que estaba postguardia de un doblete (termino utilizado en el mundo sanitario a doblar turnos de 24 horas con un día de descanso, si es que llega a ser un día porque muchas veces sales al medio día tras una guardia mala) y di con el famoso artilugio tranquilizador e intente calmar a esa pequeña persona que estropeaba el deseado descanso de quien suscribe y aunque el padre ya estaba tratando de apaciguar los ruidosos llantos que se multiplican por dos a las tres de la madrugada ya tenía activado yo el censor materno con lo cual entre la mala noche de la guardia y los llantos de aquella personita decidí flaquear en mis principios y utilizar aquel mítico utensilio maternal sin resultado alguno porque mi bebe lo escupía, pues nada volví a buscar otra manera de calmarla y reconozco que mi gran aliado era la hamaquita la cual era a veces mano de santo.
Como todo, en la medicina también vamos evolucionando y cambiando criterios, yo no me sigo inclinando del todo ante el uso de aquel instrumento apaciguador por varias razones que todavía son motivo de controversias por el uso del mismo, pero parece ser que las Sociedades de Pediatría tanto la Americana como la Asociación Española de Pediatría tras realización de análisis de estudios han llegado a la conclusión de que si se relaciona con la reducción de la muerte Súbita del recién nacido, pero ambas recomiendan el uso del mismo tras haber instaurado muy bien la lactancia materna para que el bebe no rechace el pecho y no insistir en ofrecer el chupete si el bebe lo rechaza .

Estas son las recomendaciones de uso de la Academia Americana de Pediatría y más abajo les dejo un link con un Analisis publicado en Anales por la Asociación Española de Pediatría.
A continuación enumeramos las recomendaciones de la AAP:

• Ofrecer chupete al niño durante la noche o la siesta. No obligue al niño a aceptar el chupete. No introduzca el chupete en la boca del niño cuando éste se ha dormido.
• No se debe embeber el chupete en sustancias dulces o azucaradas.
• En el caso de los niños amamantados, debe ofrecerse el chupete cuando el niño ya ha cumplido el primer mes de vida, para asegurar que la lactancia se encuentre bien establecida.

http://www.aeped.es/sites/default/files/documentos/2011-_chupete.pdf

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s