Contacto, piel con piel.

¡Hola a todos! Soy Lucía, la matrona de Salud del Bebé, en este post vamos a hablar sobre el contacto piel con piel.

1402625_19862838

Para hacer contacto piel con piel, hay que poner al bebé sin ropa sobre la piel de la mamá o el papá, que estarán también sin camiseta ni sujetador, manteniendo un contacto estrecho que tiene muchos beneficios. El bebé se comunica principalmente a través del tacto, es como un lenguaje que expresa sentimientos. Permaneciendo en contacto piel con piel puede pecibir vuestro calor, los sonidos del cuerpo, los movimientos de la respiración, el latido del corazón… sensaciones todas que le tranquilizan porque las vivió durante el embarazo.

Pensad lo maravilloso que es recibir un abrazo de una persona querida, pues más para un bebé que no es capaz de pensar, pero sí de sentir todo el cariño que le damos mediante el contacto físico.

El contacto piel con piel tiene mucha importancia justo tras el nacimiento, porque el mamá y bebé acaban de pasar una prueba muy dura y mediante el contacto físico los dos se recuperan mejor. Además, en las dos primeras horas de vida el bebé experimenta el periodo sensitivo, en el que permanece en alerta tranquila y puede iniciar con más facilidad el vínculo y la lactancia materna.

Si las dos primeras horas de vida está en contacto piel con piel,

  • El bebé se tranquiliza, se adapta mejor porque estabiliza la temperatura corporal, la respiración, el nivel de azúcar en sangre…Además disminuye el llanto y el riesgo de infección.
  • La madre está más tranquila y se favorece la secreción de oxitocina, que hace que el útero se contraiga mejor y disminuya el sangrado postparto.
  • Si deseas iniciar la lactancia materna, el bebé puede hacer el autoenganche al pecho, porque no hay barreras y puede reptar hacia él, haciendo un mejor agarre en posición correcta, disminuyendo los problemas que pueden darse en la lactancia materna.

Por todo esto, tras el parto los bebés se colocan en contacto con su madre. La primera valoración del bebé y el test de Apgar se puede realizar con el bebé sobre el abdomen de la mamá, la matrona le secará bien y le pondrá la pinza de cordón y las pulseras de identificación. Si es un bebé muy grande o pequeñito, a veces es necesario separarle para pesarlo. El resto de cuidados del recién nacido se pueden posponer hasta las dos horas de vida.

Si el bebé precisa unos cuidados más específicos (reanimación neonatal), los neonatólogos  le llevarán a una cuna y en cuanto el bebé esté estable, volverá con la madre.

En caso de que sea la madre la que necesite más cuidados por un parto difícil o tras una cesárea, la pareja puede hacer el contacto piel con piel con el bebé, porque los beneficios son los mismos, y cuando la madre se encuentre bien, puede iniciar el contacto piel con piel y la lactancia materna si lo desea.

Preguntad en vuestro hospital si favorecen el contacto piel. El día que te pongas de parto, dile a la matrona que quieres realizarlo y así ella garantizará que puedas hacerlo. Cada vez son más los hospitales que tienen protocolos que protegen el contacto entre los bebés y sus familias.

En el caso de los bebés prematuros, se continúa haciendo contacto piel con piel en las unidades de neonatología. En estos casos se le da el nombre de método canguro.

¡Disfrutad mucho de estos momentos con vuestros bebés! Si queréis compartir vuestras experiencias de contacto físico con vuestros bebés nos encantará conocerlas!

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s