Archivo de la categoría: Alimentación

PROBIÓTICOS PARA EL BEBÉ

Buenos días chicos, hoy toca hablar de los probióticos que tanto os recomendamos en consulta cuando acudís con bebes estreñidos, con diarrea o con problemas de gases o molestias abdominales.
Hace un tiempo una madre me dijo que había dejado de dárselos porque había leído que son bacterias vivas y le había dado miedo, lo cierto es que más miedo da saber que dentro de nosotros tenemos aproximadamente 100.000 billones de bacterias vivas campando en nuestro intestino grueso ;), pero no os preocupéis, ese ejercito de bacterias es el responsable de un sinfín de efectos positivos para nuestro organismo, por eso dedicaremos este post a conocerlas mejor.
Los probioticos son ampliamente conocidos en el mundo de la pediatría, diferentes estudios avalan su eficacia en ciertas molestias e incluso patologías
La AEP analiza un trabajo que comparaba diversos estudios sobre los cólicos y el beneficio de los probioticos. Los resultados del estudio realizado en 209 niños sanos, menores de 4 meses con lactancia materna, concluían que el aporte de probioticos conseguía a partir del 7º día, la reducción considerable del llanto durante un cólico, observado también que a las tres semanas de tratamiento se reducía en 1 hora el tiempo de llanto durante el día y no se observaron efectos adversos.
Sin embargo, este estudio esta sesgado por el tamaño de la muestra de poblacion,solo 204 niños,también esta sesgado porque las conclusiones son a partir de los datos subjetivos que aportan los padres durante este tiempo y también tenemos el factor del clima ya que la flora intestinal no es la misma según la zona geográfica.
Como conclusión, resuelven que los cólicos son un suceso benigno, que cede por si sola antes del tercer mes de vida. Lo que ya sabíamos, nosotras solemos definirlo como una etapa de la vida que se da en general antes del tercer mes, que no tiene una causa especifica, pero que no tiene un origen patológico, aunque no se han encontrado causas específicas, normalmente, es la inmadurez digestiva la que influye decisivamente en su aparición.
A continuación vamos a intentar conocer un poquito más a estas bacterias y su mecanismo de acción.
Muchos de nosotros oímos a menudo hablar de los l-casei inmunitas, los probioticos, los bífidos activos y la importancia que tiene para nuestra digestión y salud intestinal.
Nuestro intestino es un órgano donde habita un amplio ecosistema, en el habitan células, vasos sanguíneos, estructuras nerviosas, sistema inmunológico, nutrientes y ambiente. Entre sus múltiples funciones esta la función inmunitaria, la de defendernos de agentes tóxicos o infecciosos a través de la micro flora, la barrera mucosa y el tejido linfoide.
Centrándonos en la micro flora, sabemos que tenemos 100.000 billones de bacterias de aproximadamente 400 especies diferentes, aunque estos datos pueden variar según la persona o el clima en el que se desarrolle, ya que la flora intestinal tiene características únicas en cada individuo, similar a lo que pasa con los dientes o la huella digital.
Cuando él bebe comienza a alimentarse con leche materna, comienza a colonizarse con bifidobacterias y a partir de la primera semana, con lactobacilos, poco a poco esta colonización se establece y crece progresivamente hasta que a los 12 meses, él bebe es capaz de contar con una flora digestiva similar a la de un adulto.
Cabe destacar la lactancia materna como un factor importante no solo nutritivo ,sino también favorecedor de este desarrollo bacteriano, no sólo aporta probioticos, nutrientes y bacterias beneficiosas, sino que también es muy rica en oligosacáridos complejos como D-Glucosa, D-galactosa, ácido siálico ,L-fucosa y N-acetilglucosamina, muy beneficiosos para el desarrollo neurológico y del sistema inmunitario, de igual forma, se confiere a la leche materna la capacidad de mejorar el desarrollo epidérmico ,por lo que influye directamente sobre el desarrollo y maduración de la barrera intestinal.
A continuación vamos a detallar algunas de las más importantes:
PROBIOTICOS
Según la Organización mundial de la salud, los probioticos son aquellos microorganismos vivos que cuando son administrados reducen efectos beneficiosos para la salud del huésped, mas alá de los beneficios nutritivos.
Para que un microorganismo sea considerado como probiotico deben reunir las siguientes características:
– Origen humano
– No patógeno
– Resistentes al procesamiento, a los jugos gástricos y a las secreciones biliares.
– Capaces de anidar en las células epiteliales del tracto digestivo.
– Capacidad de influenciar la actividad metabólica local.
La fuente donde puedes encontrar el más beneficioso, son los productos fermentados como el yogur o el queso fresco.
Existen muchísimos probioticos, pero quizás los nombres que más pueden sonarnos son el Lactobacillius reuteri.
BIFIDOBACTERIAS
Se encuentran en colonias muy abundantes dentro de la flora intestinal del lactante ,sin embargo, disminuyen en el momento que se le desteta, sin embargo, manteniendo la ingesta adecuada de alimentos fermentados a diario, es posible mantener unos niveles intestinales adecuados.
LACTOBACILLUS CASEI
Estas bacterias atraviesan la barrera gástrica en un gran número y tienen una alta supervivencia en el intestino, logrando efectos muy positivos en el tránsito intestinal, favoreciendo la renovación celular a nivel del epitelio intestinal y regulando su equilibrio inmunológico.
Igualmente, puedes encontrarlas en cualquier fermento.
Para nosotros la importancia de los probioticos es clara, beneficia nuestra salud intestinal y en general el tracto digestivo, pero aun es más importante cuando vemos que administrados en algunos niños, mejora los síntomas digestivos.
Si mantienes una dieta equilibrada y variada, tú leche contendrá las cantidades necesarias de cada elemento, sin embargo y en estos últimos años, cada vez somos más las personas que hacemos locuras con la alimentación o no le damos la importancia adecuada a la ingesta de yogures y queso fresco, pensando que con la eche ya es suficiente, por lo que no estaría de más que volviésemos a recordar la pirámide nutricional que nos enseñaban en E.G.B. (en mi caso, eje) y os esforzásemos por incluir una alimentación variada en todos su niveles.
Y hasta aquí el post sobre la vida y milagros de los prebióticos;)Esperamos que ya no os de tanto miedo ingerir bacterias vivas, como hemos visto, son bastante simpáticas…

Anuncios

COCINA SIN PERDER PROPIEDADES

Happy mother with baby daughter preparing vegetables

Buenos días papis, todos nos implicamos mucho en el momento de introducir la alimentación complementaria, estoy segura de que os convertís en verdaderos expertos leyendo las etiquetas de los botes de cereales, buscando las mejores verduras y frutas frescas y haciendo si hace falta un esfuerzo económico para poder darle a vuestro bebé variedades de las mejores de la frutería.

Imagina que encuentras unas zanahorias recién cortadas, unas espinacas o unos calabacines recién recolectados, son frescos, repletos de vitaminas y minerales, sin embargo, llegamos a casa y cocemos las espinacas o el calabacín a fuego fuerte durante 40 minutos hasta que este blandito y podamos hacer el puré…bien, pues el resultado sería que tendríamos un puré prácticamente carente de vitaminas y minerales puesto que con la cocción habríamos perdido muchísimas propiedades.

Al hervir verduras durante demasiado tiempo, se pierde el 40%de ácido fólico,45%de vitamina C y parte de las vitaminas B1,B2 y B6,con los minerales pasa algo parecido cuando las cocemos en demasiada agua, la mayoría se quedan en el agua de cocción.

Cabe destacar que si guardas las verduras en el frigorífico o las expones al frio, la perdida de sustancias nutritivas no es tan evidente como con el calor excesivo, de hecho, se conservan en este caso, salvo algunas muy sensibles como la vitamina B2 y B6.

Para que esto no pase, podemos seguir unos sencillos pasos:

  • Elige verduras y frutas frescas, no tienen por qué ser las más bonitas del expositor, normalmente las verduras y frutas mas brillantes, perfectas y duraderas suelen ser las más tratadas con productos químicos.

 

  • Cuanto menos se cuece la verdura más propiedades mantiene, las verduras al vapor son las ideales para mantener todas sus propiedades, sin embargo, cuanto más cruda queda, más indigesta es ,por lo que si queremos prepararle un puré al bebé, deberíamos cocerlas a fuego medio bajo y durante menos de 30 minutos en función del grosor de la pieza

 

  • Cuanto más liquido contenga la olla y más pequeños sean los trocitos, mas vitaminas y minerales perderá, por lo que procura no cortarlos demasiado antes de hervir.

 

  • Cuando la verdura es utilizada en guisos mantiene mejor sus propiedades por lo que ya hemos dicho, esos minerales pasan a formar parte del guiso que se ingiere en forma de salsa, sin embargo, ésta forma de cocinar no nos sirve si se trata de un bebe, pero podemos empezar a utilizarla cuando iniciemos la transición al sólido.

 

  • Si tienes olla expres, usala, es una forma de perder menos nutrientes que en el hervido.

 

  • Espera a que el agua rompa a hervir para sumergir el alimento.
  • Pela y corta los alimentos justo antes de realizar su preparación.

Algo parecido pasa con la fruta, al pelarla y entrar en contacto con el oxigeno, se oxida, es algo inevitable a la hora de preparar un papilla, sin embargo, si a la papilla le añades zumo de naranja, con su alto contenido antioxidante, contribuirás a proteger el contenido de la oxidación o al menos será menor.

No obstante, tampoco hay que obsesionarse, dado que aunque la cocción inapropiada o la oxidación, sencillamente reduce un porcentaje los nutrientes y vitaminas pero en ningún caso elimina su valor nutricional.

Y por último, recuerda que la ingesta de fruta y verdura a diario te puede ayudar a ti y a tu bebé a prevenir el desarrollo de diferentes enfermedades y trastornos. Además, son ricas en agua, fibra, vitaminas y minerales.

Esperamos haber resuelto algunas de las preguntas que nos hacéis! Hasta el próximo post!!